EspanolEspanolFrancaisFrancaisArabicArabic
Search
HomeHow You Can HelpUNFPA Site MapRegister/LoginHelp
About UNFPAPopulation IssuesUNFPA WorldwideLatest NewsState of World PopulationICPD and MDG FollowupPublications
INICIO: Acerca del UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas
Overview
Mission Statement
Executive Director
UNFPA in the UN System
Executive Board
Annual Report
Funding
Monitoring & Evaluation
Employment
Procurement
Results-Based Management
Partners and Links
Frequently Asked Questions

 


UNFPA: Fondo de Población de las Naciones Unidas

Declaración sobre la Misión de UNFPA

El UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas, es una agencia de cooperación internacional para el desarrollo que promueve el derecho de cada mujer, hombre y niño a disfrutar de una vida sana, con igualdad de oportunidades para todos. El UNFPA apoya a los países en la utilización de datos socio-demográficos para la formulación de políticas y programas de reducción de la pobreza, y para asegurar que todo embarazo sea deseado, todos los partos sean seguros, todos los jóvenes estén libres de VIH/SIDA y todas las niñas y mujeres sean tratadas con dignidad y respeto.

UNFPA - porque cada persona es importante.

Conquista de las metas de desarrollo

El UNFPA trata de mejorar las vidas de las personas y las parejas y de ampliar sus opciones. A lo largo del tiempo, las opciones reproductivas que efectúan, multiplicadas en las comunidades y los países, modifican las estructuras y las tendencias de la población.

El UNFPA ayuda a los gobiernos, a solicitud de estos, a formular políticas y estrategias a fin de reducir la pobreza y apoyar el desarrollo sostenible. El Fondo también presta asistencia a los países en la recopilación y el análisis de datos de población que pueden ayudarlos a comprender las tendencias de la población; y alienta a los gobiernos a tomar en cuenta las necesidades de las futuras generaciones, así como las de quienes están vivos en la actualidad.

Los estrechos vínculos entre desarrollo y salud reproductiva e igualdad de hombres y mujeres, las otras esferas principales de la labor del UNFPA, fueron afirmados en 1994, en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD), celebrada en El Cairo. El UNFPA se orienta en su labor por el Programa de Acción aprobado en la CIPD. En la Conferencia, 179 países convinieron en que satisfacer las necesidades en materia de educación y salud, inclusive salud reproductiva, es una condición previa para lograr el desarrollo sostenible en el largo plazo. También convinieron en un plan de campaña para el adelanto hacia los siguientes objetivos:

  • Acceso universal a los servicios de salud reproductiva antes de 2015
  • Educación primaria universal y eliminación de la discrepancia de género en la educación antes de 2015
  • Reducción en un 75% de la mortalidad derivada de la maternidad antes de 2015
  • Reducción de la mortalidad infantil
  • Aumento de la esperanza de vida
  • Reducción de las tasas de infección con el VIH

El logro de los objetivo del Programa de Acción también es esencial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Los ocho ODM, plenamente alineados con el plan de campaña de la CIPD, tienen como propósito global reducir a la mitad la extrema pobreza antes de 2015. El UNFPA aporta sus conocimientos especializados sobre salud reproductiva y cuestiones de población a la colaboración mundial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Mejora de la salud reproductiva

La salud reproductiva es un medio de lograr el desarrollo sostenible, además de un derecho humano. Hay unos 350 millones de parejas que no pueden planificar sus familias ni espaciar los alumbramientos. Las inversiones en salud reproductiva salvan vidas y las mejoran, frenan la propagación del VIH y alientan la igualdad entre hombres y mujeres. Esos beneficios, a su vez, ayudan a estabilizar el crecimiento de la población y a reducir la pobreza. Los beneficios se multiplican, desde la persona hasta la familia y desde la familia hasta todo el mundo.

El UNFPA promueve un enfoque integral de la atención de la salud reproductiva que incluye:

  • Proporcionar acceso universal a la información fidedigna, a una gama de métodos anticonceptivos seguros y costeables y a asesoramiento psicosocial impartido con sensibilidad;
  • Velar por que todas las embarazadas tengan acceso a servicios de calidad obstétricos y de atención prenatal;
  • Asegurar la prevención y el tratamiento de las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH.

Para una maternidad con menos riesgos

En el mundo en desarrollo, cada minuto una mujer pierde la vida a causa de complicaciones del embarazo o del parto susceptibles de tratamiento. Cada minuto, una familia queda devastada. Se ponen en peligro las vidas de los niños que sobreviven. Las comunidades se resienten. Y por cada mujer que muere, hay al menos otras 20 gravemente dañadas por la fístula u otras lesiones del parto.

La estrategia del UNFPA para prevenir la mortalidad derivada de la maternidad abarca:

  • Planificación de la familia para reducir el número de embarazos no deseados;
  • Atención de todos los partos por personal capacitado;
  • Provisión oportuna de atención obstétrica de emergencia a todas las mujeres que padecen complicaciones.

El UNFPA también propugna en muchos niveles el derecho de las madres a dar a luz en condiciones de seguridad. Encabeza la Campaña para eliminar la fístula, una iniciativa mundial emprendida en colaboración para prevenir esta devastadora lesión del parto y restaurar la salud y la dignidad de quienes han estado viviendo con sus consecuencias.

Apoyo a los adolescentes y a la juventud

De la población del mundo, la mitad—unos tres mil millones de personas—tienen menos de 25 años. Abordar los críticos problemas que enfrenta la mayor generación de jóvenes registrada en la historia es una prioridad urgente para que puedan tener éxito las acciones de desarrollo social y económico y sea posible contrarrestar la pandemia del SIDA.

El UNFPA efectúa inversiones en programas para satisfacer las necesidades de los jóvenes en materia de atención de la salud, educación, oportunidad económica y adquisición de aptitudes para la vida. El Fondo trabaja para que los adolescentes y las personas jóvenes reciban información fidedigna, asesoramiento psicosocial objetivo e integral y servicios costeables a fin de prevenir los embarazos no deseados y las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH. En esta labor, el UNFPA trata de involucrar a los jóvenes como activos participantes en los programas que los afectan.

Prevención del VIH/SIDA

En 2004, más de tres millones de personas perdieron la vida a causa del SIDA y cinco millones se agregaron a los ya infectados. Cada día, 14.000 personas—la mitad de ellos, de entre 15 y 24 años de edad—se contagian con la infección. Las mujeres corren riesgos cada vez mayores.

La prevención, componente fundamental de la lucha del UNFPA contra esa enfermedad, se integra en la programación de la salud reproductiva en todo el mundo. Las prioridades fundamentales son: promover entre los jóvenes la reducción del riesgo en el comportamiento sexual—inclusive aplazar la iniciación sexual—, velando por que los condones (preservativos) estén disponibles y se utilicen sistemática y correctamente, y prevenir la infección entre las embarazadas y sus hijos.

Promoción de la igualdad entre hombres y mujeres

Las mujeres pueden y deben desempeñar un poderoso papel en el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza. Cuando las mujeres son educadas y gozan de buena salud, se benefician sus familias, sus comunidades y sus países. No obstante, la discriminación y la violencia por motivos de género están presentes en casi todos los aspectos de la vida, menoscabando las oportunidades de las jóvenes y denegándoles la posibilidad de ejercer plenamente sus derechos humanos básicos.

La igualdad entre hombres y mujeres es un derecho humano y uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio. Las inversiones en la igualdad entre hombres y mujeres pueden mejorar las vidas tanto de los hombres como de las mujeres, y arrojar beneficios duraderos para las próximas generaciones. Durante más de 30 años, el UNFPA ha estado a la vanguardia de las acciones para que se preste mayor atención a las cuestiones de género, promoviendo reformas jurídicas y normativas y la recopilación de datos diferenciados por género, y apoyando proyectos que amplíen los medios de acción económicos de la mujer.

Utilización de enfoques con sensibilidad cultural

Las actividades del UNFPA atañen a las esferas más delicadas e íntimas de la existencia humana, inclusive la salud reproductiva, los derechos reproductivos, las relaciones entre hombres y mujeres y las cuestiones de población. Las actitudes acerca de esos temas varían ampliamente entre diferentes culturas.

El cambio en las actitudes, los comportamientos y las leyes, profundamente arraigados—especialmente cuando conciernen a las relaciones entre hombres y mujeres y la salud reproductiva—puede ser un proceso prolongado que requiere un enfoque con sensibilidad cultural. El Fondo respeta la diversidad cultural. Al mismo tiempo, rechaza las prácticas que acarrean peligros para las mujeres y las niñas. Colabora estrecha y respetuosamente con las comunidades para lograr el apoyo de éstas en la defensa de los derechos humanos de todos sus miembros.

Protección de los derechos humanos

Es prerrogativa de todas las personas la igualdad de derechos y protecciones. Esta idea es fundamental para la misión del UNFPA y su modalidad de trabajo.

El Consenso logrado en El Cairo en 1994, que orienta la labor del UNFPA, hace un fuerte hincapié en los derechos de cada mujer y cada hombre. Este énfasis en los derechos humanos en la CIPD marcó una transición en las políticas y los programas de población, que dejaron de centrarse en las cantidades de seres humanos y colocaron en una posición prominente y central las vidas de los seres humanos. En aquella reunión, los delegados procedentes de todas las regiones y todas las culturas convinieron en que la salud reproductiva es un derecho humano básico y que las personas tienen el derecho de escoger el número y el espaciamiento entre sus hijos y el momento de tenerlo.

Los derechos humanos afirmados en los acuerdos internacionales tienen importantes implicaciones para la atención de la salud reproductiva, la igualdad entre hombres y mujeres y las estrategias de población y desarrollo.

Obtención de suministros de salud reproductiva

Sin los productos esenciales—desde anticonceptivos hasta botiquines para análisis de laboratorio y equipo para atención obstétrica de emergencia—las personas no pueden ejercer plenamente sus derechos a la salud reproductiva. En muchos lugares, se necesitan con urgencia condones (preservativos) a fin de prevenir una mayor propagación del VIH. Al respecto, el mandato del UNFPA es aportar las cantidades adecuadas de los productos correctos, en condiciones correctas y en el debido lugar y el debido momento, a un precio correcto. Este complejo proceso logístico involucra a muchos agentes de los sectores tanto público como privado. El UNFPA asume un papel de liderazgo en cuanto a promover la seguridad del abastecimiento de productos de salud reproductiva, pronosticando las necesidades, movilizando el apoyo, fomentando la capacidad logística a nivel de país y coordinando todo el proceso.

Asistencia en caso de emergencia

Las crisis humanitarias son desastres en lo concerniente a la salud reproductiva. Poco después de una guerra o un desastre natural, se desintegran los sistemas educacionales y de atención de la salud, aumenta la violencia por motivos de género, se propagan el VIH y otras infecciones de transmisión sexual y suelen aumentar pronunciadamente las tasas de mortalidad de madres y niños menores de un año. La desintegración de los sistemas sociales deja a las mujeres y a los jóvenes en especial situación de vulnerabilidad.

Dentro de la respuesta interinstitucional coordinada a los desastres, el UNFPA asume el liderazgo en la provisión de suministros y servicios para proteger la salud reproductiva. Entre las cuestiones prioritarias cabe mencionar: la maternidad sin riesgo; la prevención de las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH; la salud de los adolescentes; y la violencia por motivos de género. El UNFPA también alienta la plena participación de las mujeres y los jóvenes en las acciones encaminadas a reconstruir sus sociedades.

Fomento del apoyo

Todo su carácter de principal organismo multilateral del mundo en cuestiones de población, el UNFPA es el más prominente paladín internacional de la salud reproductiva y los derechos reproductivos, inclusive el derecho a escoger el número de hijos y el espaciamiento entre ellos.

En colaboración con otros organismos de las Naciones Unidas y con gobiernos, comunidades, organizaciones no gubernamentales (ONG), fundaciones y entidades del sector privado, el Fondo crea conciencia y moviliza el apoyo y los recursos necesarios para alcanzar las metas fijadas en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y en los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En 2004, el UNFPA recibió contribuciones voluntarias por un monto sin precedentes con destino a sus recursos ordinarios, por parte de 166 países, un número también sin precedentes.

Alcance mundial del UNFPA

El UNFPA apoya programas en cuatro regiones: Estados Árabes y Europa, Asia y el Pacífico, América Latina y el Caribe, y África al sur del Sahara. El Fondo trabaja en más de 140 países, zonas y territorios, por conducto de nueve Equipos de Servicios Técnicos a los Países y oficinas locales en 112 países. De los funcionarios del UNFPA, las tres cuartas partes trabajan sobre el terreno.


Subir

Page last updated: November 2005

| Contact Us | Help/FAQs | Site Index | Other UN Sites | Terms & Conditions | Privacy Policy |